Comparador minicréditos

Con ASNEF

Desempleados

Desempleados

Blog

0

Préstamos concedidos

0 %

Solicitudes aprobadas

Una empresa pide a sus trabajadores despedidos formar a sus sustitutos

La multinacional eólica «Siemens Gamesa» ha decidido cerrar sus factorías de Cuenca y As Somozas (La Coruña) dejando sin empleo a 51 empleados de la primera fábrica y 215 de la segunda. La empresa, que lo justifica por la fuerte competencia y los precios a la baja del sector, ha ofrecido a los trabajadores de la planta de Cuenca la posibilidad de desplazarse durante nueve meses a Portugal para formar allí a los empleados de su futura factoría y ponerla en marcha.

Los voluntarios que acepten esta oferta serán recompensados económicamente. Sin embargo, el presidente del comité de empresa, David Moreno, no cree que el ofrecimiento tenga éxito «porque los trabajadores no quieren regalar conocimientos». En concreto, la factoría de Cuenca se ha centrado durante dos décadas en la reparación de las palas de los aerogeneradores, una actividad «única en España», según el comité de empresa, pero que no es sostenible en un mercado eólico muy competitivo que tiende más a sustituir la pala averiada o dañada que a repararla, lo que reduce los márgenes de beneficio de los fabricantes de aerogeneradores, según la dirección.

En el caso de la factoría gallega, se dedicaba a fabricar palas que, según la dirección de la empresa, ya no se demandan en el mercado pues se ha optado por modelos más grandes.

0

préstamo

a devolver en 0 días
0

interés

solicitudes aprobadas 0 %
0

préstamo

a devolver en 0 días
0

interés

solicitudes aprobadas 0 %

El presidente de Siemens Gamesa, Miguel Ángel López, afirmaba en la última Junta de Accionistas de la compañía que aún no se ha valorado si ambas plantas se venderán o alquilarán. De momento, busca voluntarios entre sus trabajadores despedidos en Cuenca para formar a sus sustitutos en Portugal «después de duras negociaciones para evitar el cierre cuando lo único que queríamos era mantener los puestos de trabajo», apunta David Moreno.

.

Artículo fuente