Comparador minicréditos

Con ASNEF

Desempleados

Desempleados

Blog

0

Préstamos concedidos

0 %

Solicitudes aprobadas

Más de 4.000 autónomos se darán de baja en Asturias por el nuevo estado de alarma

El panorama se vuelve más oscuro para los autónomos, que ven limitada su actividad por las nuevas medidas recogidas en el estado de alarma. Esa es la percepción que tienen los trabajadores por cuenta propia de la región, que prevén una caída en el censo con la entrada en vigor de las restricciones. La presidenta de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) en Asturias, Patricia Oreña, calcula que «unos 4.000 podrían darse de bajar en la región debido al nuevo estado de alarma» de los 71.000 que hay actualmente. No obstante, la enorme incertidumbre en el ámbito sanitario se traslada al económico y esta cifra podría superarse si las medidas se endurecen aún más.

El sector más damnificado por las limitaciones, centradas principalmente en la movilidad y el horario de apertura de determinados negocios, es la hostelería. Debido a que el Principado decidió ayer fijar el inicio del toque de queda a medianoche, los bares y restaurantes mantendrán el cierre a las 23 horas, como había establecido previamente el Gobierno autonómico. Pero los hosteleros siguen considerando que se trata de un descalabro por el recorte de actividad y, por tanto, de facturación que supone.

Pero no solo la hostelería resulta gravemente perjudicada, señala la presidenta de ATA-Asturias. «Hay otros sectores, como el del taxi, que se verán también profundamente afectados», apunta. Pero las consecuencias de las nuevas medidas irían mucho más allá de esos 4.000 trabajadores por cuenta propia que la asociación calcula que abandonarán la actividad. La razón es que «los autónomos que ven peligrar su actividad también tienen muchos trabajadores en ERTE», por lo que, concluido el plazo para adherirse a las nuevas regulaciones de empleo y a punto de expirar la prohibición de despedir, podría darse una sangría en esta parte del mercado laboral asturiano.

0

préstamo

a devolver en 0 días
0

interés

solicitudes aprobadas 0 %
0

préstamo

a devolver en 0 días
0

interés

solicitudes aprobadas 0 %

En esta coyuntura, ATA ha presentado un decálogo de medidas urgentes ante el estado de alarma para «salvar autónomos, empresas y empleos». La primera petición al Gobierno para lograr este objetivo es «bajar cotizaciones sociales y cuotas de autónomos» para aliviar los gastos fijos que afrontan cada mes. Además, solicitan al Ejecutivo de Pedro Sánchez que extienda los ERTE y las ayudas por cese de actividad hasta el 31 de mayo. Suspender cualquier incremento impositivo o creación de nuevos impuestos es otra de las medidas propuestas, así como reducir el IVA a la hostelería, peluquería, gimnasios y otros sectores más golpeados por las restricciones. Para aquellos que estén afectados con mayor virulencia -como el taxi, el transporte y el ocio nocturno-, también solicita ayudas directas. Ampliar líneas de liquidez ICO y aumentar un año más los periodos de carencia de amortización de capital facilitaría igualmente el mantenimiento del empleo, apunta la asociación.

El decálogo de ATA también incluye un plan de ayudas al alquiler a aquellos autónomos que estén obligados al cierre total de su actividad, que debería ser progresivo a quien tenga otras cortapisas. Asimismo, pide el aplazamiento de impuestos hasta el 30 de junio, así como la moratoria del pago de suministros en locales y actividades. Otra de las medidas urgentes que pone ATA sobre la mesa es la deducción fiscal para las familias por gastos en el hogar (obras, mobiliario, equipamiento informático…) de hasta 3.000 euros.

No corren buenos tiempos para los trabajadores por cuenta propia que, además de encarar la crisis derivada de la pandemia, negocian con el Gobierno una reforma del sistema de cotización. El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, planteó a las principales organizaciones (ATA, UPTA y UATAE), a mediados de este mes, una propuesta para que los trabajadores por cuenta propia coticen al sistema en función de sus ingresos reales. Esto implicaría que los autónomos que tributan por más de 25.000 euros al año tendrían que pagar más por su cuota social a partir de 2021, una modificación que, según las estimaciones de Oreña, perjudicaría a más de 15.000 de estos empresarios en Asturias.

Tampoco quedaría claro cómo se calcularían los ingresos de los 23.000 autónomos societarios que hay en la comunidad. Dudas que se extienden a los 6.000 colaboradores, los 5.000 en pluriactividad y los 10.000 que están en módulos, lamenta la presidenta de ATA-Asturias, quien critica el momento elegido por el Gobierno para proponer esta reforma.

Más información

.

Artículo fuente