Comparador minicréditos

Con ASNEF

Desempleados

Desempleados

Blog

0

Préstamos concedidos

0 %

Solicitudes aprobadas

#Empresas | ATA pide cuatro meses de ayuda para 200.000 autónomos que no continuarán #Economia

A las puertas de una cuarta ola y con bastante incertidumbre sobre qué pasara con el verano, los autónomos, uno de los colectivos que más está sufriendo la crisis, mantienen su pesimismo sobre el futuro, aunque es cierto que algunos datos, como la facturación, reflejan cierta mejoría con la relajación de algunas restricciones a la actividad. Pero donde no hay mejoría es en el número de trabajadores por cuenta propia que prevén tener que cerrar su negocio en 2021 a raíz de esta pandemia, que se mantiene en 300.000, e incluso cerca de 200.000 tienen la intención de darse de baja en el RETA en el momento en que se ponga fin a la prestación por cese de actividad. Supone el 41% de los 470.000 que aún están acogidos a esta ayuda que finaliza el próximo 31 de mayo, aunque todo apunta a que habrá una nueva prórroga, según se desprende del barómetro de ATA de abril basado en las respuestas de casi 1.800 trabajadores por cuenta propia.

Por ello, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, pidió impulsar cuanto antes la prórroga del cese de actividad para los autónomos y buscar una salida a la regulación de los ERTE. En este sentido, avanzó que la propuesta que harán al Gobierno para la nueva prórroga será que establezcan una nueva ayuda por cuatro meses para esos autónomos (200.000 según esta encuesta) que ya tienen claro que no podrán seguir con sus actividades y sin que tengan que seguir cotizando a la Seguridad Social. «No puede con dinero público pagarse unas cotizaciones sociales de alguien que no va a seguir en la actividad», defendió el vicepresidente de CEOE, que aseguró que la única forma de «desenganchar» a estos emprendedores se están «agarrando» al cese de actividad como si fuera una prestación de paro y que no tienen liquidez es darles una ayuda por cuatro meses y después ver quién puede reemprender y quién no.

En esta línea, Amor apuntó que las cifras de afiliados del RETA están «infladas» y su previsión es que la pandemia se lleve por delante a unos 300.000 autónomos, aunque con las nuevas altas la pérdida neta se rebajará hasta los 150.000-170.000.

0

préstamo

a devolver en 0 días
0

interés

solicitudes aprobadas 0 %
0

préstamo

a devolver en 0 días
0

interés

solicitudes aprobadas 0 %

Además, el presidente de ATA, que no se cree las previsiones de empleo del Gobierno, abogó por que habría que hacer esto mismo con los ERTE, ya que «somos conscientes de que muchas empresas, aquellas que mantienen a 750.000 trabajadores en ERTE, no van a seguir, no van a volver a abrir, y cuando antes tengan que aclarar esa situación mucho mejor». Por eso considera necesario sentarse a hablar de reestructuración de plantilla, porque «muchas veces es mejor reducir la tripulación para salvar el barco y creo que ha llegado el momento». De estas palabras se deduce que la CEOE volverá a dar la batalla para eliminar la prohibición de despedir en los seis meses siguientes para aquellas compañías que se acojan a un ERTE.

350.000 autónomos sin actividad

Y es que, pasado un año de pandemia, unos 350.000 autónomos, el 11,7%, tienen aún cerrada su actividad, aunque es cierto que se trata de una cifra bastante inferior a los 600.000 de febrero, mientras que dos de cada tres autónomos (el 63,9%) tienen algún tipo de restricciones en su negocio y un 52,2% afirma que, aunque ha abierto, está funcionando al 50%. Aumenta hasta el 28,8% el número de emprendedores que está funcionando con total normalidad, cinco puntos más que un mes atrás, pero apenas un 1,9% reconoce que le va incluso mejor que antes.

El fuerte impacto que ha tenido y sigue teniendo la pandemia en su facturación es notable: un 76,9% sostiene que las ventas de su negocio se han visto reducidas respecto a la del año anterior, cuando ya fueron peores por el inicio de la pandemia en ese final del primer trimestre, y para seis de cada diez la caída ha sido superior al 60%. Así, todavía hay un millón de trabajadores por cuenta propia (un 30%) cuyas pérdidas superan los 30.000 euros, con lo que las pérdidas acumuladas por el sector trece meses después que de que estallara el coronavirus se elevan por encima de los 75.000 millones de euros.

.

Artículo fuente