Comparador minicréditos

Con ASNEF

Desempleados

Desempleados

Blog

0

Préstamos concedidos

0 %

Solicitudes aprobadas

El 21% de los autónomos trabaja todos los días de la semana

España se distingue, entre otras cosas, por unas jornadas laborales largas, demasiado largas en comparación con otros países europeos y, sin embargo, su productividad es bastante inferior a otros estados comunitarios como Austria, Alemania, Francia, Bélgica, Noruega o Países Bajos. Especialmente intensos son los horarios de los más de 3,2 millones de autónomos del país, que tienen serios problemas para lograr la ansiada conciliación. Algo lógico a la vista de que más del 21% de este colectivo no tiene ni un solo día de descanso ya que trabaja todos los días de la semana, principalmente aquellos que se dedican al sector servicios, según se desprende del primer ‘Estudio sobre la racionalización de horarios, conciliación e igualdad en el colectivo de profesionales de autónomos en España’ presentado hoy por la asociación Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) y que se basa en una encuesta realizada a más de 4.000 profesionales.

Además, más del 82% de los trabajadores por cuenta propia tiene jornadas laborales entre 7 y 10 horas, aunque con claro predominio de los que hacen entre 9 y 10 horas diarias, normalmente de de lunes a viernes, aunque en el sector servicios se prolonga la jornada a los sábados. Los que están en la franja alta son los que trabajan en la hostelería, comercio y servicios a la ciudadanía, mientras que en el rango inferior de entre 7 y 8 horas se encuentran los profesionales independientes. Más de la mitad (un 53%) tienen un horario partido que comienza sobre las 9 de la mañana y finaliza después de las 5 de la tarde, con una pausa para la comida que realizan el 64% de los encuestados entre las 14 y las 15 horas con una duración aproximada de entre una y dos horas.

Pero incluso hay un porcentaje nada desdeñable, un 14%, que supera las 10 horas diarias de trabajo, como son la mayor parte de trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADE), como los repartidores, taxistas o conductores de VTC, que en muchos casos conducen hasta 12 horas al día. «Se trata del colectivo que peores hábitos de descanso semanal tiene, ya que trabajan sábados e incluso domingos», denunció Eduardo Abad, presidente de UPTA.

0

préstamo

a devolver en 0 días
0

interés

solicitudes aprobadas 0 %
0

préstamo

a devolver en 0 días
0

interés

solicitudes aprobadas 0 %

Además de realizar jornadas en muchos casos maratonianas, la flexibilidad brilla por su ausencia. Así, seis de cada diez autónomos aseguran que no tienen horario flexible y más del 50% no incorporan ninguna medida de flexibilización en su empresa; los que sí lo hacen, se limitan únicamente a los horarios de entrada y salida. Además, aunque el 83% afirma conocer las medidas de materia de conciliación laboral y personal, únicamente utilizan el permiso de maternidad o paternidad o por nacimiento, enfermedad o fallecimiento de familiares. Es más, apenas el 15% de los encuestados se acoge a la reducción de jornada por cuidado de hijos o familiares, un porcentaje «relativamente bajo», según destaca el informe. En este sentido, el 90% de estos profesionales tiene bastantes o muchas dificultades en el cuidado de los hijos o familiares, un 80% manifiesta encontrarse con problemas para poder realizar gestiones personales y un 94% a la hora de realizar actividades de ocio y tiempo libre. Y todo en su mayor parte (casi el 90%) por no tener tiempo disponible.

Racionalizar los horarios

Por ello, el 72% de los consultados se muestra a favor de racionalizar los horarios, aunque gran parte de estos autónomos no puede planteárselo por las características del servicio, dado que mayoritariamente sus horarios están condicionados por las normas de la comunidad (como los horarios comerciales) o los de sus clientes, que exigen cada vez más amplios horarios, acostumbrados ya a los de las grandes cadenas.

Ante esto, el presidente de UPTA abogó por llevar a cabo una serie de medidas que promuevan la racionalización de horarios y la conciliación, puesto que las autónomas trabajan cuatro horas más que los hombres, ya que dedican además de media cuatro horas diarias al cuidado del hogar y sus hijos o familiares. Por ello apostó por promover un cambio en la Constitución en el que se especifique el derecho al tiempo de descanso como un derecho «fundamental», así como trabajar en un pacto de Estado para racionalizar los horarios.

.

Artículo fuente