Comparador minicréditos

Con ASNEF

Desempleados

Desempleados

Blog

0

Préstamos concedidos

0 %

Solicitudes aprobadas

#COVID19 ūüĒī Los medios estadounidenses est√°n promocionando la recuperaci√≥n de Covid de Israel. Pero los palestinos ocupados quedan fuera | Coronavirus #COVID-19 #COVID_19

TLos medios de comunicaci√≥n estadounidenses han elogiado ampliamente el √©xito de las vacunas de Israel, como un pa√≠s en un “futuro post-pand√©mico” de conciertos y cenas bajo techo; como un pa√≠s que podr√≠a ense√Īar a los Estados Unidos algunas lecciones sobre el manejo de una pandemia; como un pa√≠s que, a pesar de estar en medio de una pol√©mica elecci√≥n, se apoy√≥ en su robusto sistema de salud p√ļblica universal para vacunar a la mayor cantidad de personas posible. Sin embargo, muchas de estas historias de √©xito de las vacunas mencionan el tema de las vacunas palestinas de pasada, como una ‚Äúcontroversia‚ÄĚ, un ‚Äúdebate‚ÄĚ no resuelto o simplemente otro caso en el que palestinos e israel√≠es no pueden ponerse de acuerdo en nada.

La diferencia no podr√≠a ser m√°s marcada: dos poblaciones que viven bajo un r√©gimen, yendo en direcciones opuestas en la lucha con Covid-19. Del lado israel√≠, vemos un pa√≠s que vuelve a la normalidad: una econom√≠a reabierta; un programa de certificado de vacunaci√≥n que permite el ingreso a gimnasios, restaurantes y espacios culturales; el desplome de las tasas de infecci√≥n y hospitalizaci√≥n; un excedente de vacunas casi siete veces mayor que la poblaci√≥n del peque√Īo pa√≠s. Del lado palestino, vacunas m√≠nimas, hospitales abrumados y una econom√≠a en crisis. Incluyendo a los 100.000 trabajadores palestinos con permisos de trabajo israel√≠es que Israel finalmente acord√≥ vacunar en marzo, los palestinos han recibido suficientes vacunas para poco m√°s del 4% de los 5 millones de palestinos que viven en la ocupada Cisjordania y la Franja de Gaza.

Si bien Covid-19 no creó disparidades de salud entre israelíes y palestinos, ciertamente las destacó y ofreció una ventana a cómo décadas de ocupación y discriminación han ampliado las brechas entre las poblaciones. Al igual que en todo el mundo, un virus que no discrimina, sin embargo, nos recordó prácticas profundamente arraigadas y políticas calculadas que sí lo hacen.

0 ‚ā¨

préstamo

a devolver en 0 días
0 ‚ā¨

interés

solicitudes aprobadas 0 %
0 ‚ā¨

préstamo

a devolver en 0 días
0 ‚ā¨

interés

solicitudes aprobadas 0 %

Los informes sobre las crisis humanitarias que surgen de los territorios palestinos ocupados son de larga data. En 2012, las Naciones Unidas publicaron un informe que afirmaba que la Franja de Gaza ser√≠a “inhabitable” para 2020 como resultado de m√ļltiples guerras terrestres y el bloqueo paralizante. Cisjordania ha sufrido episodios ocasionales de violencia, pero su sistema de salud se ha visto m√°s mermado por las restricciones israel√≠es a la circulaci√≥n de mercanc√≠as y personas tanto dentro como fuera del territorio.

Estas diferencias son evidentes en los resultados de salud entre las poblaciones israel√≠ y palestina, a pesar de que todas viven en territorios controlados por el estado de Israel. Un israel√≠, en promedio, vive diez a√Īos m√°s que un palestino. Incluso los ciudadanos palestinos de Israel tienen una esperanza de vida media m√°s corta que sus hom√≥logos jud√≠os israel√≠es. La mortalidad infantil, un indicador mundial est√°ndar del desempe√Īo del sistema de salud, es m√°s de cinco veces mayor para los palestinos que para los israel√≠es.

Estos marcados desequilibrios son casi en su totalidad provocados por el hombre. El atrincheramiento de la ocupación y la duración del bloqueo afectan todos los determinantes sociales de la salud, incluido el aumento del trauma psicológico, los riesgos para la salud ambiental, la inseguridad alimentaria y del agua y el acceso insuficiente a instalaciones de atención médica de calidad.

Covid-19 ha hecho inevitables estas disparidades preexistentes que a menudo se pasan por alto.

La campa√Īa inicial de vacunas de Israel, superando con creces a cualquier otro pa√≠s, fue noticia mundial en el invierno de 2020, pero fue objeto de cr√≠ticas r√°pidas por dejar fuera a la poblaci√≥n palestina en el territorio que ocupa Israel. Como potencia ocupante, Israel, seg√ļn el derecho internacional humanitario, sigue siendo responsable en √ļltima instancia de la salud de la poblaci√≥n bajo su ocupaci√≥n militar.

Quiz√°s de manera m√°s urgente, el enredo de palestinos e israel√≠es, con colonos y soldados israel√≠es en tierras palestinas y trabajadores palestinos que ingresan a Israel a diario, deber√≠a haber presentado un caso de salud claro y obvio para las autoridades israel√≠es. Incluso los expertos en salud p√ļblica israel√≠es pidieron a Israel que vacunara a toda la poblaci√≥n palestina. Pero en lugar de implementar un plan de vacunaci√≥n integral para la poblaci√≥n palestina ocupada por Israel, el primer ministro Benjamin Netanyahu decidi√≥ enviar miles de dosis a todo el mundo como recompensa a los pa√≠ses que acordaron trasladar embajadas a Jerusal√©n y por otras consideraciones pol√≠ticas. Este c√≠nico plan de diplomacia de vacunas fue congelado casi de inmediato debido a desaf√≠os legales y cr√≠ticas globales significativas. Israel enfrent√≥ m√°s cr√≠ticas cuando los pol√≠ticos israel√≠es retrasaron y debatieron el bloqueo completo de un peque√Īo env√≠o de vacunas de palestinos en Cisjordania a Gaza, citando el deseo de obtener concesiones pol√≠ticas a cambio.

Credito avalado con tu coche

Entre 1.000‚ā¨ y 15.000‚ā¨

Al rellenar el formulario de solicitud tendrás que facilitar la marca y modelo de tu vehículo. En función de ello, en la misma pantalla, recibirás una oferta por tu vehículo

Credito avalado con tu coche

Entre 1.000‚ā¨ y 15.000‚ā¨

Al rellenar el formulario de solicitud tendrás que facilitar la marca y modelo de tu vehículo. En función de ello, en la misma pantalla, recibirás una oferta por tu vehículo

Grupos de derechos humanos, incluidos Human Rights Watch, Amnistía Internacional y más de 30 organizaciones que operan en Israel y Palestina, junto con las Naciones Unidas y un coro creciente de EE. UU. Senadores y casa miembros, han pedido a Israel que vacune a todos los palestinos y que el gobierno estadounidense haga más para presionarlos para que lo hagan.

El regreso de la pandemia tambi√©n tiene importantes implicaciones pol√≠ticas. Los funcionarios palestinos ya han planteado la idea de que las elecciones programadas para el verano de 2021, las primeras en m√°s de una d√©cada, pueden retrasarse o incluso cancelarse si contin√ļa el aumento de casos.

Este no es un tema pasajero o abstracto para los palestinos. Los casos activos est√°n de nuevo cerca de las tasas m√°s altas desde el comienzo de la pandemia, y casi 3.000 palestinos han muerto.

A medida que los hospitales palestinos son invadidos, se debe hacer más de inmediato para presionar a Israel para que cumpla con sus obligaciones de abordar la crisis de Covid entre toda la población ocupada y la crisis de derechos humanos que subyace a todas estas disparidades de salud.

En alg√ļn momento, potencialmente en un futuro cercano, la pandemia actual terminar√°. La atenci√≥n mundial sobre las vacunas se disipar√°. Sin embargo, persistir√°n las disparidades entre israel√≠es y palestinos. Como ocurre con la escasez de vacunas, estas disparidades son en gran medida artificiales e inducidas por decisiones pol√≠ticas. La atenci√≥n mundial debe permanecer en los problemas centrales que hacen que los palestinos sean menos saludables que sus hom√≥logos israel√≠es. Pedir a los palestinos, casi la mitad de los cuales son ni√Īos, que paguen por el estancamiento pol√≠tico con vidas acortadas y menos saludables se ha tolerado durante demasiado tiempo y deber√≠a seguir siendo inaceptable cuando la pandemia haya terminado.

Estados Unidos, que proporciona a Israel miles de millones de d√≥lares en ayuda militar anualmente, desv√≠a constantemente cualquier cr√≠tica a Israel en el escenario mundial y ha hecho la vista gorda ante las acciones israel√≠es que violan las posiciones declaradas por los propios Estados Unidos, como las de asentamiento. construcci√≥n – tiene un papel √ļnico que desempe√Īar en este esfuerzo. Pero hasta ahora, aparte de una conversaci√≥n telef√≥nica en febrero en la que el secretario de Estado Blinken pidi√≥ m√°s apoyo israel√≠ en la vacunaci√≥n palestina, la administraci√≥n Biden no ha hecho ninguna solicitud sustancial para que Israel cumpla con sus obligaciones legales. Si Estados Unidos realmente quiere celebrar el √©xito de Israel, deber√≠a insistir en un list√≥n m√°s alto para el √©xito: es decir, equidad y acceso a las vacunas para palestinos e israel√≠es por igual.

  • Yara M Asi es becaria no residente en Arab Center Washington DC, miembro de pol√≠ticas de Al-Shabaka y becaria postdoctoral en la Universidad de Florida Central, especializada en salud en estados fr√°giles y afectados por conflictos.



Artículo fuente