Comparador minicréditos

Con ASNEF

Desempleados

Desempleados

Blog

0

Préstamos concedidos

0 %

Solicitudes aprobadas

#COVID19 🔴 8 escapadas sin salir de Barcelona en tiempos de covid #COVID #coronavirus #satanshoes #maestrosdelacostura

Julio Iglesias pedía que no se rompiera la noche, y la verdad, desconocemos si se rompió o no, lo que sabemos que no se romperá nunca es el confinamiento comarcal. Aquí seguimos, encerrados, prisioneros una vez más en nuestra urbe. Los barceloneses estamos condenados a entendernos con Barcelona o acabaremos odiándola. Necesitamos huir de ella, pero no podemos. No obstante, si algo bueno tiene esta cárcel de hormigón es que te permite viajar sin viajar, volar sin volar, llegar hasta otros puntos del globo y más allá utilizando el transporte público interurbano, una bici o el patinete de tu sobrina. Japón, Mallorca, Hogwarts… Javier Gurruchaga no podía equivocarse: viaja con nosotros, si quieres gozar.

Barcelona-Jumanji

Viaje al Amazonas

Coges a los niños, les dices que los vas a llevar a un bosque inundado en el Amazonas, disfrutas con el rictus de perplejidad, dejas que por un segundo crean que has enloquecido, y luego les explicas que vais a pasar el día en el CosmoCaixa (Isaac Newton, 26). En el interior de este maravilloso e interminable parque temático de la ciencia descansa una de las proezas que más me han derretido el cerebro en mis 45 años de vida: un bosque amazónico inundado y perfectamente recreado, con más de 80 especies de vegetación y 52 especies de animales típicos del ecosistema de la zona. Mil metros cuadrados de locura que dejan más bocas abiertas que un dentista y fascinan a los más pequeños, hipnotizados por los peces, anfibios, reptiles y bichejos mil que se divisan a través de los cristales del gigantesco invernadero. Solo falta Indiana Jones escapando de los hovitos.

0 €

préstamo

a devolver en 0 días
0 €

interés

solicitudes aprobadas 0 %
0 €

préstamo

a devolver en 0 días
0 €

interés

solicitudes aprobadas 0 %

En una galaxia muy lejana

Tripazo cósmico

El espacio, la última frontera. En las cumbres de la ciudad, reposa el Observatorio Fabra (Camí de l’Observatori, s/n), una puerta mágica que te conduce a los misterios del vacío cósmico. Si quieres volar a las estrellas, y el cuerpo te pide algo más que tragarte Gravity por cuarta vez con tu suegra, las visitas nocturnas guiadas del observatorio pueden convertirse en el plan de huida intergaláctica perfecto. Las sesiones se celebran los fines de semana y son lo más cerca que estarás del espacio en los próximos meses. Las reservas vuelan, si no encuentras en abril seguro que en mayo todavía hay sitio. Y si te duermes y te quedas con las ganas, a partir de junio prevén organizar unas cenitas bajo las estrellas no aptas para alérgicos al romanticismo cósmico.

La newsletter de On Barcelona

Dicen que si activas esta newsletter delante de un espejo a medianoche, se te aparece Pocholo y te lleva de fiesta. Ana Sánchez te descubre cada semana los planes más originales de Barcelona.

Suscríbete


Las mil y una Barcelonas

Pasión arabesca

Credito avalado con tu coche

Entre 1.000€ y 15.000€

Al rellenar el formulario de solicitud tendrás que facilitar la marca y modelo de tu vehículo. En función de ello, en la misma pantalla, recibirás una oferta por tu vehículo

Credito avalado con tu coche

Entre 1.000€ y 15.000€

Al rellenar el formulario de solicitud tendrás que facilitar la marca y modelo de tu vehículo. En función de ello, en la misma pantalla, recibirás una oferta por tu vehículo

El edificio Alhambra (Berlinès, 5) es vuestra primera parada en este viaje por el mundo árabe sin salir de Barcelona. Un inmueble que parece haber llegado a la zona alta desde una Granada alternativa. Cuenta la leyenda, que el propietario del edificio quiso contentar a su novia granadina, construyéndole un edificio que le recordara a la Alhambra. De hecho, en su interior cobija una réplica del Patio de los Leones. A lo mejor, algún vecino os deja acceder y cantáis bingo. Si no, siempre podréis disfrutar y fotografiar la espectacular fachada de estilo neoárabe y utilizarla como excusa para un ‘tour’ temático por la ciudad que os puede llevar a la Casa Marsans en Vallcarca (paseo de la Virgen del Coll, 41) o los jardines de Laribal en Montjuïc (paseo de Santa Madrona, 2). Y cuando el hambre apriete, todos al restaurante Iakni (Vilamarí, 3), el libanés más auténtico (y con el mejor hummus y tabulé) que servidor conoce: por 15-20 euros, billete de ida y vuelta a Beirut. Ni Ryanair lo supera.


Latinoamérica en metro

De Cuba a México

Si tenías planeado un viaje por Latinoamérica y el covid te lo impidió, no dejes que el confinamiento comarcal termine de hundirte en la miseria. Todavía puedes ganarle la partida al universo y perderte entre las estanterías de Lata Peinada (De la Verge, 10), una deliciosa librería especializada en literatura latinoamericana. Si es fin de semana, puedes hacer el aperitivo en el bar Uvas (Siracusa, 4), un garito legendario que sabe y huele a Cuba: durante incontables noches facturó los mejores mojitos del barrio y ahora se ha pasado al vermut. Si te quedas en casa, puedes aprovisionarte de víveres en el Colmado Afrolatino (Via Laietana, 9). Y si estás manirroto, puedes volar a México gracias a la cocina auténtica y honesta de Cresta Colorada (Còrsega, 244). Esas tostadas, ese pollo asado a la mexicana para taquear, esos mezcales ricos y esos tacos con tortilla casera de verdad que no podrás sellar ni con grapas industriales, pues ya se sabe: taco que cierra no es taco. Amén.


La ciudad del sol naciente

Barcelona nipona

Ruta exprés por Japón. Para entrar en calor, a la Casa Bruno Cuadros en la Rambla, 82, un edificio de finales del XIX de marcado acento japonés, detectable en las láminas niponas, las sombrillas decorativas y un dragón imponente que vigila a los transeúntes. Seguimos con las cerámicas japonesas que Motoko Araki vende en el taller Yuu (Argenter, 18). Y visita obligada a la tienda Momo (Arc Sant Ramon del Call, 6), con una colección de cerámicas y elementos decorativos japoneses que parecen sacados de un cuento. Y no te olvides de tus hijos ‘otakus’: en Cómics Chunichi (paseo de Sant Joan, 21) les esperan con máquinas de ‘vending’ niponas y todo tipo de material cultural japo: manga, anime, música y hasta ‘snacks’ y bebidas azucaradas de importación que podrían llevar jugo de unicornio y tú sin saberlo.


Billete a Hogwarts

¡Barcelona Expelliarmus!

¿Viajecito a Hogwarts con los críos? Imaginación, 1 – Confinamiento comarcal, 0. Lo primero es ir a las galerías Maldà (Portaferrissa, 22), la trinchera favorita de los fans de Harry Potter, un recorrido mágico con tres tiendas dedicadas a la saga en las que encontrarás varitas y todo tipo de memorabilia relacionada con el universo ‘potteriano’. Después, un paréntesis con la tropa en el Pudín Diagonal (Diagonal, 515), un café-pastelería inspirado en la estética de los libros del niño mago. Y para rematar el hechizo, todos al divertidísimo ‘escape room’ ‘Prisioneros de Alkaban’ en Escape máximo (Trafalgar, 17), una hora de hechizos a prueba de varitas reforzadas.


Postales desde Mallorca

Vamos a la cala

0 €

préstamo

a devolver en 0 días
0 €

interés

solicitudes aprobadas 0 %
0 €

préstamo

a devolver en 0 días
0 €

interés

solicitudes aprobadas 0 %

Será maravilloso viajar hasta Mallorca. ¿Cómo? Atendiendo a las actividades del espacio Mallorca (plaza de Vincenç Martorell, 1), el catalizador balear más importante de Barcelona (con terraza de ensueño en el Raval). O engullendo la pastelería mallorquina de la panadería Formentor (Camèlies, 21), el lugar del que salen, dicen, las mejores ensaimadas de la ciudad. O visitando el cálido restaurante En Mindona (Riereta, 8), un reducto gastronómico mallorquín en pleno Raval que huele a verano y salitre.


Regreso al pasado

Viaje viejuno

Te puede interesar

Llama a Doc y dile que active el condensador de fluzo, que quieres hacer un viaje al pasado. No será en un Delorean, sino en el Seat 600 que te dejan conducir en Tropa de viaje, una empresa que organiza ‘tours’ en este legendario vehículo del pleistoceno. Haz una parada en la pastelería modernista La Colmena (con sus dulces ‘vintage’ y su estética ‘retro’) y ya tienes tu viaje al pasado finiquitado, aunque siempre puedes retroceder en el tiempo para repetirlo. Está en la plaza de l’Àngel, 12.

.

Artículo fuente